Consejos para el buen servicio en tu restaurante


Consejos para el buen servicio en tu restaurante

 

Un plato exquisito que supere las expectativas del cliente no es suficiente, el servicio que se ofrece debe ser excelente, caracterizado por el trato individualizado, empático, rápido, oportuno y dispuesto a atender las demandas y sugerencias; con esto, se obtendrá un cliente fiel que prefiera el restaurante ante la competencia y que, además, lo recomiende.

 

imagen tomada de: www.freepik.es y modificada por Qualylife

Por lo anterior, es muy importante asignar en los empleados labores específicas y sobre todo, que tengan claridad en cómo desempeñar correctamente dichas funciones, puesto que de estas depende la buena o mala imagen del restaurante, teniendo en cuenta que los clientes sin dificultad detectan cuando un servicio carece de orden.

 

Nuestra experiencia realizando cliente oculto en importantes restaurantes de la ciudad, nos ha permitido conocer el mal impacto que generan en los clientes detalles como, por ejemplo, la falta o carencia de:

 

  • Saludo caluroso.
  • Contacto visual.
  • Bienvenida entusiasta y sincera, acompañada de una sonrisa.
  • Presentación personal y del restaurante por parte del auxiliar de mesa.
  • Entrega de la carta, acompañada de una breve descripción del menú ofertado.
  • Conocimiento del menú y recomendación por parte del mesero.
  • Disponibilidad del plato solicitado.
  • Platos adecuadamente servidos, presentados y entregados.
  • Amabilidad, cortesía y empatía por parte del equipo de atención.
  • Elementos como cubiertos, servilletas, individuales, necesarios para el consumo de los alimentos.
  • Atención en las solicitudes inesperadas por parte del cliente.
  • Solicitud al cliente para conocer si desea o no incluir la propina dentro del valor del servicio o en su defecto, si quiere modificarla.
  • Conocimiento del plato que le corresponde a cada persona.
  • Establecimiento del tiempo máximo del servicio de atención en mesa.
  • Disponibilidad suficiente de personal para el cubrimiento tranquilo del servicio.
  • Servicios higiénicos debidamente aseados, en excelente estado de funcionamiento y con los elementos necesarios, tales como: jabón, papel higiénico, toallas para manos, secador de manos, etc.
  • Exactitud en el cobro de la cuenta.
  • Adecuada y pronta reacción ante situaciones inesperadas e incomodas para el comensal.
  • Estética del establecimiento y de los empleados.

 

Por lo anteriormente mencionado, se debe conseguir siempre que el equipo de trabajo ofrezca un servicio de calidad, que cubra las expectativas de los comensales en aspectos generales y específicos del restaurante, así como, de entrenamiento y capacitación en procesos y actividades propias para la totalidad del equipo, tanto de producción, soporte y administración.

Por otro lado, el ambiente del restaurante y lo que transmite, son factores determinantes para que el visitante disfrute o no de su plato, pues de cómo se sienta, dependerá el placer en su consumo. Y para conseguir que el cliente esté a gusto, se le debe sumar al procedimiento, información y conexión en su atención, variables igual de importantes como lo son música, iluminación y decoración, las cuales deben estar relacionadas con la temática o propuesta del restaurante; y por supuesto, tener una presentación del establecimiento impecable, lo que involucra su orden, estética, limpieza y estado de los muebles.

Ser consciente de la responsabilidad e importancia que tiene cada uno de los integrantes del personal, es prioridad, pues de esta depende la reputación del restaurante, la satisfacción del cliente y, por ende, el éxito del negocio. Por eso, requieres de un personal idóneo que alcance dicho objetivo.

Escrito por: Qualylife Colombia.

Si deseas conocer sobre la capacitación en servicio al cliente que Qualylife tiene diseñada para tu empresa, haz clic aquí.

 

Comparte

Deja un comentario