Guía práctica para la conformación de una estrategia

Mucho se habla de diseñar estrategias para empresas de diferente nivel, pero siempre pensamos que es una tarea muy sofisticada de realizar; con este artículo pretendo no solo desmitificar esto, sino también ofrecer una guía que les permita desarrollar los puntos más relevantes para tener una buena estrategia para nuestras empresas o negocios sin importar su tamaño. Guía para una estrategia.

El diseño de una estrategia siempre implica un ejercicio fuerte de toma de decisiones, muchas de ellas muy duras, para poder seleccionar los focos más importantes, y esto se hace abandonando algunos que se pueden considerar no relevantes.

  1. Identificar dónde estamos y para dónde queremos ir

Un par de preguntas indispensables por las cuales comenzar son: ¿Actualmente cuál es nuestro negocio? y ¿Cuál creemos que debería ser nuestro negocio?, con estas preguntas buscamos ubicarnos un poco en un punto de partida y definir un punto de llegada, que es básico para trazar una ruta para nuestros negocios. Es necesario que estas preguntas no se contesten solamente por parte de la alta gerencia, sino también, involucrar a colaboradores de diferentes áreas y de distintos niveles jerárquicos para poder obtener una foto más real, especialmente del lugar actual de nuestro negocio.

Es fundamental incluir como insumo de las discusiones las principales metas y políticas que actualmente tiene la administración, y validar si están alineadas al sitio al que queremos llevar nuestra empresa o negocio, construir un marco de reuniones que nos pueda ayudar ordenadamente a recopilar los elementos que surgen de estas discusiones para que sean tenidos en cuenta al momento de contestar como organización estas dos preguntas. Al hacerlo de esta forma la organización se verá involucrada en el proceso de conformación de la estrategia desde el momento cero y con toda seguridad esto facilitará la implementación porque se sentirán empoderados.

Es muy probable que tengamos cierto nivel de complejidad al identificar en donde esta nuestra empresa hoy en día, aquí podemos utilizar una herramienta que es bien difundida desde hace varías decenas de años, es el FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas). Para establecer a donde queremos ir la forma más sencilla es definir primero una Misión, Visión, Valores y Objetivos Corporativos.

  1. Definir cómo vamos a llegar al sitio de destino elegido

Posteriormente, debemos trabajar en el como vamos a llegar a este sitio que hemos definido. En esta fase, podríamos tomar algunas decisiones basadas en que productos o servicios queremos ofrecer, que demandas nos muestra el mercado están insatisfechas, cuales son los segmentos de clientes que queremos atender, que tecnología desarrollaríamos o utilizaríamos, que metodologías de comercialización utilizaríamos, que forma de distribución ofreceríamos y en que área geográfica nos concentraríamos

  1. Plantear las actividades a realizar para llegar a la meta

Una vez tengamos definidos los puntos de partida y de llegada debemos escribir un plan que no es más que la forma en la que consideramos llegar desde nuestro punto de partida hasta el de llegada, para hacer este plan, la recomendación principal es hacerlo como una lista de actividades, la redacción no es tan importante en una etapa inicial, lo principal es dejar claramente descrita cada una de las actividades.

 

  1. Comprobar la interrelación de las actividades planteadas

Identificar que hilo conductor tienen todas entre si ya que esto nos mostrará que el plan fue diseñado de una forma coherente y que todas las actividades están orientadas hacia la misma ruta definida por la empresa. Por ejemplo, si decidimos penetrar un nuevo mercado o canal en particular, se requiere trabajar en actividades diferentes en cada área que me contribuyan a este objetivo como: revisar rentabilidades del mercado o canal por parte de finanzas, capacidades logísticas por parte de logística, posibilidades de activación en punto de venta por parte de mercadeo etc. En este ejemplo vemos como el hilo conductor de penetración de este nuevo canal o mercado está presente a lo largo de cada una de las actividades que es responsabilidad de cada área.

  1. Verificar si se mantiene o no la naturaleza del negocio

Hay que identificar muy bien si entre el punto de partida y el punto de llegada la naturaleza del negocio debe cambiar, esto no es un problema, de hecho, en muchas organizaciones pasa debido a que encuentran mercados o nichos más atractivos que en los que estamos participando actualmente, lo verdaderamente importante aquí es que tengamos claro esto, pues muy probablemente la organización deberá hacer un esfuerzo adicional si desea penetrar un nuevo mercado.

  1. Documentación y comunicación

Al haber desarrollado este ejercicio, procedemos a invertir un tiempo en la redacción para garantizar que en el momento de comunicarla a toda la empresa la estrategia luzca coherente y fácil de entender, esto es clave porque si toda la empresa no compra la estrategia que diseñamos la implementación que es lo fundamental en estos procesos seguramente va a fracasar. La forma más fácil de comunicar la estrategia definida es empezar con una comunicación general (toda la compañía) en donde se muestren los objetivos o metas generales y después en comités por área proceder a comunicar los objetivos específicos de cada área de trabajo.

  1. Proveer recursos necesarios para la ejecución

Como lo dije antes solamente una buena ejecución garantiza que todo el trabajo de definición de la estrategia no se pierda y para esto lo primero a garantizar es, asignar y proveer todos los recursos necesarios para cada una de las actividades identificadas.

  1. Liderazgo y compromiso

Establecer la estructura humana que lidere cada una de las actividades estableciendo responsabilidades por área o proceso, identificando el líder quien será el responsable de evaluar los resultados y hacer los ajustes a las diferentes actividades que conforman la estrategia en el momento en que se requiera. Es muy vital es el involucramiento de la alta gerencia en todo el proceso tanto en la formulación de la estrategia como en la comunicación y en el posterior seguimiento, siempre en estos procesos en básico liderar con el ejemplo.

Siguiendo esta guía se garantizará que nuestra empresa o negocio siga un rumbo eficaz y que cada una de las actividades que se desarrollen en el día a día contribuyan a avanzar en esa ruta que hemos establecido.

Escrito por: John Luis Torres Tovar – Presidente de  SsangYong Motor Colombia

Si estas interesado en impulsar tu organización, ingresa a: http://qualylife.com.co/

Y conoce todas las soluciones que Qualylife tiene para ti

Comparte

1 pensamiento en “Guía práctica para la conformación de una estrategia”

Deja un comentario