¿Cómo ser un líder?


¿Qué necesitas para ser un líder?

 

Lo primero que se necesita para ser líder, es tener el deseo de serlo y la disposición para convertirse en uno sin aplazar el proceso de conversión. El liderazgo, se trata de garantizar un buen futuro a partir de las decisiones que se toman y por supuesto, estas deben ser las correctas.

Imagen tomada de freepik y modificada por Qualylife.

Partiendo de lo anterior, es fundamental estar capacitado para reconocer los aspectos de mejora y dirigir una serie de acciones para desarrollar un cambio en pro de ellos; es común adoptar una posición que responsabiliza a los demás por los errores cometidos, cuando lo adecuado es asumirlos, evaluar el camino a tomar y recorrerlo. También, es igual de importante invertir esfuerzos en despertar y potenciar las habilidades que permitirán conseguir este fin.

Por otro lado, un líder debe tener definido a dónde y a qué quiere llegar, junto con un plan de acción que se centre fortalecer la relaciones y el desarrollo de las personas, puesto que cuando se crece en compañía, significa un crecimiento sostenible para el proyecto en el que se trabaja. Por eso, la esencia está en centrarse en el desarrollo personal y ver cómo este puede ayudar a los demás.

Ahora, si bien es cierto que los logros que se obtienen causan satisfacción, no es permitido conformarse con ellos, los triunfos actuales deben servir de motivación para los siguientes, la actitud debe ser de ambición y el espíritu de emprendedor.

Así mismo, hay que mantener un aprendizaje continuo, siendo receptivo a lo que se lee, se ve y se escucha, tomar ejemplo de las buenas conductas de las personas que se encuentran alrededor, pero, sobre todo, canalizar ese aprendizaje y conocimiento a temas específicos, porque si bien es cierto que se puede crecer en cualquier área, hay que ser estratégicos con las experiencias e incluso con lo que se piensa, para especializarse en lo que realmente se quiere.

Para conocer el área en la que se quiere crecer, estudiar y volverse experto, se recomienda trabajar en estos cinco aspectos: las relaciones, porque establecen la forma en la que se conoce a las personas; la actitud: al indicar qué tan bien se relaciona; la comunicación, pues determina cómo se hace contactó y se motiva a las personas; el liderazgo, para conocer cómo se influye en ellas; y el crecimiento personal, porque fija por cuánto tiempo se van a desempeñar las actividades anteriores.

De igual modo, es indispensable tener establecido un pensamiento y comportamiento, ya que servirá de guía en la vida y ayudará a crear hábitos que pueden convertirse en reflejos, además, contribuye a la autenticidad, es decir, a ser únicos.

Ahora, alcanzar este cambio, crecimiento y acción, tiene un precio que se debe estar dispuesto a pagar e implica: el riesgo al salir de ese estado de comodidad, el cambio para crecer, la soledad al sacrificar el estar con las personas que se quieren y el tiempo.

Finalmente, y no menos importante, aplicar todo lo que se ha aprendido, el éxito está cuando se traducen esos conocimientos en acciones. Y para que inicies en este proceso, compartimos cinco recomendaciones para empezar a trabajar desde este momento.

  1. Las acciones hablan más fuerte que las palabras, así que no hay nada mejor para lograr seguidores, que dirigir con el ejemplo; es decir, utilizar las acciones para guiar el camino de las personas a cargo.
  2. Aprender a corregir: se aplaude en público y se corrige en privado, al manifestar alguna inconformidad, no se expone a la persona en público porque podría sentirse mal y empeorar la situación; lo ideal es manifestar primero las cosas, luego los inconvenientes y terminar con algo bueno.
  3. Persuadir: para convencer a actuar de cierta manera, se necesita acceder a las emociones de las personas y mostrarle los beneficios que recibirá.
  4. Integridad: una buena relación entre el líder y el seguidor necesita de confianza, la cual se obtiene no solo mostrando las capacidades técnicas, sino que se dirige con valores humanos.
  5. Tener visión: hay que pensar en el mañana y la construcción del futuro tiene que ser específica, medible y relevante, así las acciones que se toman conducirán a ese camino.

Escrito por Qualylife Colombia

Si quieres conocer nuestra capacitación en LIDERZGO, haz clic aquí.  

 

Comparte

Deja un comentario