¿Que es comunicación asertiva?


¿Cómo ser asertivo?

Para iniciar, es importante conocer a qué nos referimos cuando hablamos de asertividad, ya que es un concepto que muchos desconocen y hace alusión a la manera correcta de expresar los pensamientos y sentimientos y de defender los derechos propios sin vulnerar los de las otras personas.

Imagen tomada de www.analisísnoverbal.com y modificada por Qualylife.

Y para conseguir esa adecuada comunicación, caracterizada por ser abierta, clara, directa, sincera, apropiada y consecuente, se necesita de confianza en sí mismo y de no actuar bajo sensaciones momentáneas, consiguiendo la manifestación libre del ser, es decir, de sus emociones y expresiones, sin importar la persona con la que se esté.

Entonces, esta persona asertiva es capaz de ejercer y defender sus derechos: sabe decir no, dar una opinión contraria, expresar aspectos negativos de otras personas, pedir aclaraciones sobre asuntos, expresar gustos e intereses espontáneamente, hablar de sí misma sin sentirse cohibida, recibir cumplidos sin sentirse incomoda y discrepar con los demás abiertamente.

 

Pero, como se mencionó anteriormente, para ser asertivo se requiere de autoconfianza, de valores sólidos y de convertirse en juez de sus sentimientos y aceptar si nos validos o no, para no permitir que cualquier argumento tenga el poder de tumbar el propio. También, es importante tener una actitud neutra, sin llegar a ser pasivo, ni agresivo, porque ninguno de los dos el extremos es bueno, el primero, vive con el temor a ser rechazado y el segundo, con la intención de ofender a las otras personas.

Como características de las personas pasivas, se encuentran que el volumen de su voz es bajo porque prefieren que no los escuchen; les cuesta mantener contacto visual, siempre tienen miedo; usualmente les duele algo; contestan dependiendo de lo creen que el otro quiere escuchar; son ansiosos; ante problemas repentinos, no tienen ninguna respuesta porque no saben cómo actuar; sienten que no viven de cuerdo a sus valores, si sienten defraudados o culpables después de una conversación; entre otras.

Por otro lado, las personas agresivas presentan una mirada retadora; el volumen de su voz es elevado; su postura que invade el espacio del otro; tienen tendencia al contra ataque; defienden excesivamente sus derechos, sin preocupación de afectar a los demás; se sienten vulnerables y se esconden en la ira; comúnmente su respuesta es de agresión física o verbal; constantemente tienen mal genio; piensan siempre en términos de ataque y defensa; se resisten a resiste a negociar.

Así que es importante trabajar en esas creencias irracionales que son inculcadas desde pequeños y que impiden ser asertivos, como, por ejemplo: creer que el egoísmo es interponer las necesidades propias ante los demás; pensar primero en el otro que en sí mismo;  no decir las cosas creyendo que se ofende a la otra persona; avergonzarse de tener errores; pretender tener una respuesta adecuada a cada ocasión; tener la necesidad de convencer de que sus sentimientos son razonables y si no , es porque se está equivocado; ser siempre  lógico y consecuente, sin permitirse cambiar de idea o decisión; no pedir ayuda por creer que se le hace perder el tiempo a los demás con los problemas personales; justificar todas las acciones; dar una respuesta a todo, aun cuando no se sabe.

De cuánto se trabaje en la autoconfianza y seguridad, dependerá el conseguir ser asertivo, pues lo de afuera es un reflejo de lo que se tiene adentro y de cómo se presenta ante el mundo, es el trato recibido por los demás. Por eso, es importante expresar lo que se siente de manera adecuada, manejar las emociones y poner límites. Poner límites es básico, pero, así como son necesarios, deben ser inteligentes y expresados de la mejor manera, (diciendo la verdad, de forma clara y sencilla, sin agresividad) ya que existe una diferencia entre autoridad y autoritarismo.

Escrito por Qualylife Colombia. 

Te puede interesar nuestra capacitación de habilidades blandas. 

http://materiales.qualylife.com.co/comunicacion

Comparte

Deja un comentario